El acuerdo de Luis Videgaray y John Kelly sobre Venezuela.

Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly junto con Canciller mexicano Luis Videgaray.

El pasado 6 de abril la Agencia de noticias Reuters dio a conocer declaraciones del canciller mexicano, Luis Videgaray, expuestas en rueda de prensa tras una visita que realizara a Estados Unidos para reunirse con el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

Lo más curioso de las declaraciones no fue el rechazo de Videgaray a una eventual candidatura para correr en las próximas elecciones presidenciales mexicanas, sino la supuesta demanda que le hizo a Kelly para que la Administración Trump respete el proceso electoral mexicano.

“Tuve una conversacion franca con el secretario Kelly respecto a los comentarios que hizo ayer, declaró Videgaray a la prensa, (…) Le dije de una manera respetuosa pero clara que las decisiones electorales (…) corresponden solamente a los mexicanos y que lo que esperamos de parte de los Estados Unidos es que se respete el proceso electoral en el país”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana confirmó la reunión de Videgaray con John Kelly. La misma tuvo como objetivos continuar dialogando sobre las nuevas políticas migratorias de Estados Unidos y sus efectos en la comunidad mexicana radicada en esa nación, así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Lo que no explicó Videgaray a la prensa, ni declaró la Cancillería, es que dicho encuentro sirvió de fachada para que Kelly instruyera al canciller mexicano nuevas acciones que permitan continuar avanzando la ejecución de la operación “Venezuela Freedom”, en la cual La Organización de Estados Americanos (OEA) y su Secretario General Luis Almagro, están jugando un rol estratégico.

John Kelly fue el artífice principal de la operación “Venezuela Freedom” desde su cargo como Jefe del Comando Sur norteamericano. Sobran las evidencias que respaldan esta afirmación, incluyendo documentos desclasificados del gobierno estadounidense que han sido revelados desde Caracas por altos funcionarios del estado.

El propio Kelly, haciendo referencias a la operación, rindió cuentas el 12 de marzo de 2015 ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense. Informó sobre los resultados satisfactorios de la primera fase que desarrolló el Comando Sur al frente de un grupo especial de tarea conjunta liderado por el Pentágono. Kelly informó que se había logrado la necesaria situación de caos y desestabilización política en el territorio venezolano, combinando acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada, para pasar a la segunda etapa del plan.

Canciller mexicano Luis Videgaray junto con Secretario General de la OEA Luis Almagro.

Ahora tienen sentido las continuas amenazas de Donald Trump contra México en sus discursos de campaña, así como la revisión de la política exterior hacia dicho país en la etapa de transición. Estas declaraciones ayudan a entender mejor el panorama político regional, en particular el accionar de Videgaray en la Organización de Estados Americanos (OEA) presionando para promover la aplicación de la Carta Democráctica en Venezuela.

La segunda etapa de “Venezuela Freedom” se desarrollaría en el ámbito diplomático. Luis Almagro figuraba en los planes del Pentágono como motor impulsor, trabajando de forma directa con el almirante Kurt Tidd, sucesor en el cargo del general John Kelly. La pieza clave que actuaría como palanca para presionar a los países centroamericanos y del cono sur sería México.

No es un secreto que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y su canciller Luis Videgaray, se han convertido en la punta de lanza de la administración Trump en la OEA para agredir al gobierno de Nicolás Maduro. Han sido facilitadores para articular a un grupo de presidentes y cancilleres de países miembros del organismo opuestos a las políticas de Caracas. Intentan promover este accionar desde cualquier mecanismo de concertación político económico que existe hoy en América Latina.

Lo que parece practicamente improbable es que Videgaray realizara algún tipo de exigencia a John Kelly en una reunión bilateral. El mismo Kelly que considera no es conveniente para México, ni para Estados Unidos, la llegada a la presidencia mexicana de un izquierdista, sobre lo cual Videgaray declaró, “entendí el mensaje y creo que estuve a la altura de las circunstancias”.

Valdría la pena repasar las denuncias del periodista mexicano Carlos Fazio sobre el rol de la OEA, Luis Almagro y la complicidad del gobierno mexicano contra Venezuela en la actual coyuntura. https://aucaencayohueso.wordpress.com/2017/04/10/el-papel-de-almagro-pena-nieto-y-videgaray-en-la-oea-ii-y-final/

Mientras la OEA y Estados Unidos se mantienen articulando acciones para generar mayor tensión en la región, los países más comprometidos con el sueño de la integración latinoamericana se dan cita en la Habana para realizar el XV Consejo Político del ALBA-TCP. En esta ocasión se ratificará la declaración final de la XIV Cumbre Extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de dicho mecanismo que sesionó en Caracas y que convoca, entre otras cosas, a enfrentar los desafíos geopolíticos del área bajo principios de cooperación, complementariedad y solidaridad.

Anuncios

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en #CELAC, #Venezuela, ALBA, Cuba, OEA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s