Las falsedades que encierra la Nica Act promovida por traidores.

Ileana Ros-Lethinen junto a Laura F. Dogu, Embajadora de Estados Unidos en Nicaragua.

Tomado de http://www.nicaleaks.com

En una actitud basada en ventajas personales propias, actuando como agentes extranjeros y en apoyo a intereses de una potencia foránea, un grupo de nicaragüenses carentes de liderazgo y sin base política, hizo diferentes viajes a los Estados Unidos para promover con congresistas halcones de origen cubano la llamada Iniciativa NICA-ACT, un acto de traición contra el pueblo de Nicaragua que hoy goza de paz, estabilidad, niveles de seguridad con reconocimiento internacional.

Nuestro pueblo goza además de un buen nivel de consenso entre el sector privado, trabajadores y gobierno, que incluye facilidades de inversión, macro economía estable con índices de crecimiento económico sostenido y una política de impacto social progresiva a favor de todos los nicaragüenses.

En las recientes elecciones el pueblo apostó por la continuidad del actual gobierno, y los grupos opositores reconocían antes de los comicios sus fracasos para hacerse con el triunfo por el escaso apoyo popular que hoy en día los mantiene fragmentados, sin liderazgo y con una tendencia incierta; de ahí que esta premisa adelantó los pasos para impulsar un guion elaborado fuera de Nicaragua con el apoyo de sectores de ultra derecha externos, en una idea de crear un centro de maniobra para tratar de perjudicar al gobierno de Nicaragua.

Hoy estos traidores, actuando como agentes extranjeros, desarrollan una campaña en torno a parámetros alejados de la realidad nicaragüense, mientras tanto el pueblo nicaragüense ha puesto oídos sordos a esta campaña sin fundamento.

Hay analistas que se preguntan hasta cuándo podrán estos grupos llamados opositores mantener esa imagen, porque al final las experiencias vecinas hacen prever que los intereses personales no tardarán en aflorar, cuando estos supuestos paladines de la democracia, unidos en buena parte por las presiones externas y por los fondos que reciben para subvencionar y alimentar sus actos de corrupción, solo tendrán como desenlace hacerle frente al duro verano que se les viene encima.

Para entender qué está pasando, por qué ocurre en este contexto y quién está detrás de todo esto, este sumario brindado por Nicaleaks ilustrará los detalles que antecedieron a la Iniciativa NICA ACT, para con ello revelar dónde están y quiénes son los peleles traidores.

Ileana Ros-Lethinen acompañada de opositores nicaraguenses.

El 18 de marzo de 2015 viajó a Washington una delegación integrada por Violeta Granera Padilla, del Movimiento por Nicaragua; Pedro Belli, de Hagamos Democracia; Álvaro Leiva Sánchez, de ANPDH; Ana Margarita Vijil, del MRS; Marcos Carmona Rivera y Denis Darce Solís, de la CPDH, quienes se reunieron con la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen y el congresista demócrata Albio Sires, para exponer su versión de la situación política del país con énfasis en supuestas violaciones de derechos humanos, persecución política y presunta limitación de espacios democráticos, para finalmente solicitar respaldo e iniciativas a fin de presionar al Gobierno y pueblo de Nicaragua, para lo cual sugirieron algunas ideas, entre ellas, presiones económicas.

El 3 de febrero de 2016, Carlos Ponce Silen, Director General del ONG norteamericano Freedom House, organismo satélite de la NED, intentó ingresar al país con el propósito de recabar información sobre la situación política desde la óptica opositora, en el interés de presentar un informe a la OEA y al Congreso norteamericano, en el que el país aparecería como inviable y violador de derechos humanos, para con ello sumarse a la demanda de grupos de opositores nicaragüenses arriba reflejados, quienes demandaban presiones de todo tipo hacia Nicaragua.

Carlos Ponce Silen, aparece vinculado al nicaragüense Roberto Bendaña, estafador de monjas y otros nicaragüenses, prófugo de la justicia, protegido en los Estados Unidos. Además financia con fondos NED a Violeta Granera Padilla y a Edipcia Dubón Castro, del MRS.

Del 2 al 15 de abril de 2016, durante la 157 sesión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizada en Washington, representantes de ONG opositoras conformados por Vilma Núñez de Escorcia y Mauro Ampié Vílchez, del CENIDH; Violeta Granera Padilla, del MpN; Marcos Carmona Rivera, de la CPDH y Azahálea Solís Román, del MAM, comparecieron denunciando al gobierno de Nicaragua de reprimir a manifestantes opositores, violar la libertad de expresión, abuso policial y detenciones ilegales de diputados y activistas del PLI.

Con estos mismos fines se reunieron con el Relator de Naciones Unidas para Derechos Humanos en Nicaragua, Olivier de Schutter, intentando en la OEA gestiones para invocar la Carta Democrática Latinoamericana en contra de Nicaragua.

El 6 de mayo de 2016, una delegación del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso de Estados Unidos, conformada por Edward Joseph Acevedo, asesor de la congresista Ileana Ros-Lehtinen; Mark Walker, Director de la Oficina del Subcomité para el Hemisferio Occidental; Sadaf Khan, Director de Personal del Subcomité para el Hemisferio Occidental y Tamara Darrach, asesora del Comité de Asuntos Exteriores, visitaron Nicaragua donde se reunieron con grupos de la oposición, participando miembros del MRS, FAD y de los llamados de la Sociedad Civil, quienes cabildearon alegando supuesta falta de democracia para impulsar presiones económicas contra el pueblo de Nicaragua.

El 29 de junio de 2016, el Departamento de Estado emitió una alerta de viaje para sus ciudadanos que tuvieran intenciones de visitar Nicaragua, enfatizando que el contexto electoral 2016 se ha traducido en un mayor escrutinio al ingreso y movilidad de ciudadanos extranjeros en el país, tal medida fue promovida con información manipulada, entregada por los traidores.

El 11 de julio del 2016, diez Congresistas de ambos partidos estadounidenses, encabezados por Ileana Ros-Lehtinen (Republicana) y Albio Sires (Demócrata), presentaron el proyecto de Ley ante la Cámara de Representantes del Congreso de los E.U., cuyo objetivo era oponerse a los Préstamos que Nicaragua solicite ante los Organismos Financieros Internacionales.

Ese día los traidores celebraron la introducción de la Iniciativa NICA ACT, en la residencia de Dora María Téllez, del MRS, que cita de la Iglesia católica de Ticuantepe, 500 metros al noreste, comarca Dirita. Con esta acción se colocan en la historia lejos del sentir de la población nicaragüense, ya que el pueblo ha entendido que los que han promovido todas estas acciones, lo que buscan es privatizar y desmantelar el sistema económico y social actual.

Anuncios

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en #CIA, Daniel Ortega, DDHH, Nicaragua, OEA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s