Leyendo al Che, pensando en Fidel: un canto de amor para la izquierda en el mundo.

Este 14 de junio se cumplió el 89 aniversario del natalicio del guerrillero heróico Ernesto Che Guevara, fecha que por los contrastes mágicos de la historia también coincide con el natalicio de uno de los grandes próceres independentistas cubanos, Antonio Maceo. En este día llegan muchas anécdotas, añoranzas y juramentos a la memoria, pero sin dudas un pensamiento común entre todos los cubanos sería rememorar pasajes de esa amistad entrañable entre el Che y el Comandante en Jefe Fidel Castro, a quien calificara como “fuerza telúrica” de la revolución cubana.

Entonces recuerdo el cuento de Córtazar, “Reunión”, incluido en su libro “Todos los fuegos el fuego” publicado en 1966. Y voy hasta el librero para releer algunos pasajes que ilustran el reencuentro entre Luis (Fidel), Pablo (Raúl) y el Che en la Sierra Maestra después del desembarco y los sucesos de Alegría de Pío. Me detengo en estos fragmentos:

… “No me acuerdo muy bien de esas horas, anochecía cuando llegamos al último centinela y pasamos uno tras otro, dándonos a conocer y respondiendo por los serranos, hasta salir por fin al claro entre los árboles donde estaba Luis apoyado en un tronco, naturalmente con su gorra de interminable visera y el cigarro en la boca. Me costó el alma quedarme atrás, dejarlo a Pablo que corriera y se abrazara con su hermano, y entonces esperé que el Teniente y los otros fueran también y lo abrazaran, y después puse en el suelo el botiquín y el Springfield y con las manos en los bolsillos me acerqué y me quedé mirándolo, sabiendo lo que iba a decirme, la broma de siempre:
—Mira que usar esos anteojos —dijo Luis.
—Y vos esos espejuelos —le contesté, y nos doblamos de risa, y su quijada contra mi cara me hizo doler el balazo como el demonio, pero era un dolor que yo hubiera querido prolongar más allá de la vida.
—Así que llegaste, che —dijo Luis.
Naturalmente, decía “che” muy mal.
—¿Qué tú crees? —le contesté igualmente mal. Y volvimos a doblarnos como idiotas, y medio mundo se reía sin saber por qué. Trajeron agua y las noticias, hicimos la rueda mirando a Luis, y sólo entonces nos dimos cuenta de cómo había enflaquecido y cómo le brillaban los ojos detrás de los jodidos espejuelos”.

Comienzo a rememorar otros pasajes del Che que describen esa personalidad impresionante de Fidel que también ha marcado mi vida como revolucionaria y la de muchos de mis compatriotas. Recuerdo el Poema escrito en la cárcel de México cuando los apresaron en 1956 antes de la salida del Yate Granma.

Vámonos
Ardiente profeta de la aurora
Por recónditos senderos inalámbricos
a liberar al verde caimán que tanto amas…

Recuerdo los fragmentos de su discurso de 1964… y si nosotros estamos hoy aquí y la revolución cubana está aquí, es sencillamente porque Fidel entró primero en el Moncada, porque bajó primero del Granma, porque estuvo primero en la Sierra, porque fue a Playa Girón en un tanque, porque cuando había una inundación fue allá y hubo hasta pelea porque no lo dejaban entrar… porque tiene como nadie en Cuba la cualidad de tener todas las autoridades morales posibles, para pedir cualquier sacrificio en nombre de la revolución …

La carta de despedida antes de partir a cumplir nuevos sueños… “Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo al que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos”.

Y entonces me invade una sensación inmensa de tristeza por no haber estado en esa cárcel mexicana, en el Granma, en la Sierra, en Girín, o antes en el apartamento de N y 25 en el Vedado, La Habana, donde Fidel se sentaba con Abel y con Haidee Santamaria a discutir el futuro de Cuba.

Como sería esa personalidad de Fidel que convence a la gente de sacrificarse por su país a cualquier precio? Quiero decir, hoy es evidente que Fidel era y es Cuba, luego de tantas pruebas y hechos que lo han demostrado en la práctica. Incluso en 1959 era evidente que Fidel era Cuba, pero en 1953 y antes de 1953 cuando eran incipientes los pasos, qué decía Fidel, cómo era Fidel entonces para que todos tuvieran confianza plena y ferviente lealtad hacia el líder de la Revolución cubana?

Y leo unos fragmentos que te congelan el alma escritos por Haidee Santamaria en agosto de 1953, a pocos días del asesinato de su hermano Abel, torturado por la dictadura batistiana. Son fragmentos contenidos en una carta que Haidee le escribe a su madre, pensando en todas las madres de Cuba y en todos aquellos compañeros que habían caído también en el Moncada:

… “Mamá, ahí tiens a Abel, no te das cuenta mamá? Abel no nos faltará jamás. Mamá, piensa que Cuba existe y Fidel está vivo para hacer la Cuba que Abel quería. Mamá, piensa que Fidel también te quiere, y que para Abel, Cuba y Fidel eran la misma cosa, y Fidel te necesita mucho, No permitas a ninguna madre te hable mal de Fidel, piensa que eso sí Abel no te lo perdonaría”.

Haidee captó la esencia. Fidel no solo era el futuro de Cuba, Fidel ya era Cuba para todas las madres que habían perdido a sus hijos asesinados, para todos los revolucionarios, para todos los campesinos, los obreros, incluso para los extranjeros que decidieron alistarse en la expedición del Yate Granma, para todos los soñadores de ayer, hoy, mañana y siempre que creen y luchan por ese mundo mejor.

YoSoyFidel es un canto de amor y un clamor universal desde entonces.

Anuncios

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en ALBA, Cuba, Fidel Castro, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s