Compañías de cruceros: “Estamos obligados a cancelar nuestras visitas a La Habana” (+Video)

“Estamos obligados a cancelar nuestras visitas a La Habana… pedimos disculpas a nuestros huéspedes por este cambio inesperado”, advierte hoy Carnival a sus clientes. También lo hace Royal Caribbean Cruises: “Estamos ajustando los itinerarios de nuestras salidas del 5 de junio y 6 de junio, que ya no se detendrán en Cuba”.

Entretanto, en el sitio web de Norwegian Cruise Line está deshabilitada ahora la opción “Cuba” de su lista de ofertas.

Así respondieron tres de las cuatro compañías estadounidenses que hasta este cinco de mayo operaban en la Isla, a la decisión del Departamento del Tesoro de su país de prohibir los viajes de cruceros a este destino caribeño.

La Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio (BIS), en coordinación con la OFAC, limitará los tipos de aeronaves y embarcaciones autorizadas para ir a la nación caribeña en una estadía temporal.

En consecuencia, los aviones privados y corporativos, los cruceros, los veleros, los barcos de pesca y otros aviones y embarcaciones similares en general tendrán prohibido ir a Cuba.

Las alertas de Carnival ya han afectado, por ejemplo, a los clientes que estaban a bordo de la embarcación Carnival Sensation, que comenzó un recorrido hace dos días. Este jueves, en vez de parar en la capital cubana, deberán ir a Cozumel (México).

Reconocemos que La Habana es un destino único y puede haber sido el motivo de la selección de este itinerario”, lamentó la empresa, al tiempo que ofrece “un reembolso completo” a aquellos que decidan cancelar el trayecto.

Sin embargo, las restricciones que entraban hoy en vigor incluía una disposición de “exención”, que establece que ciertos viajes educativos grupales de “personas a personas” que previamente fueron autorizados, continuarán teniendo el permiso donde el viajero ya haya completado al menos una transacción relacionada con el viaje (como la compra de un vuelo o reserva de alojamiento), antes del 5 de junio.

En un comunicado difundido este miércoles, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés) informó que estos cambios afectan “a casi 800 mil reservas de pasajeros que actualmente están programadas o ya están en curso”.

“Sin previo aviso, los miembros de CLIA Cruise Line se ven obligados a eliminar todos los destinos de Cuba de los itinerarios con vigencia inmediata. Las reservas de pasajeros se hicieron bajo una licencia general previamente emitida por el gobierno de los Estados Unidos que autorizaba a las personas a viajar a Cuba. Estas restricciones de viaje efectivamente hacen que sea ilegal cruzar a Cuba desde los Estados Unidos”.

“Estamos decepcionados de que los cruceros ya no operen en Cuba”, dijo Adam Goldstein, presidente de la CLIA.

De acuerdo con datos aportados por el experto cubano José Luis Perelló, al cierre de mayo último la demanda de buques en atracar en Cuba era superior a la capacidad existente, evidencia del interés creciente de las compañías de cruceros por navegar hacia la Isla, en particular las procedentes de EE.UU.

Y es que la nación caribeña se convirtió en el destino prohibido, pues hasta 2016 —cuando sucedió el deshielo de las relaciones bilaterales— se encontraba excluida de las rutas de cruceros en el Caribe.

En lo que va de año, precisó Perelló, esa modalidad turística reporta un aumento del 2%, con un total de 409 mil visitantes (cruceristas y tripulantes).

De forma general (incluida la vía aérea), hasta el quinto mes habían arribado a Cuba 335 mil 350 estadounidenses, lo que representa un incremento del 18,8%. Este mercado se posiciona como el segundo —tras Canadá— en la lista de emisores de viajeros a la Isla, puntualizó el analista.

Al decir de Perelló, la retirada de las compañías estadounidenses tendrá un efecto en la imagen del destino y en su número de visitantes, pues esta modalidad no proporciona dividendos considerables en términos de ingresos.

Quienes recibían los mayores ingresos eran precisamente las líneas de cruceros”, acentuó Perelló. El Consejo Comercial y Económico EE.UU.-Cuba calcula en 761 millones de dólares los ingresos brutos de las principales compañías de cruceros estadounidenses por sus viajes a Cuba entre 2017 y 2019.

“Estamos fascinados con retornar a La Habana, uno de los destinos más cotizados del mundo”, opinó en diciembre de 2017 Orlando Ashford, presidente de Holland America Line, tras bajar del buque Veendam, la tercera marca de Carnival en llegar en ese entonces a la Isla.

Sobre los perjuicios se refirió el Consejo de Negocios Cuba-Estados Unidos de la Cámara de Comercio de los EE.UU. en su reciente declaración:  «Las nuevas restricciones interrumpirán operaciones comerciales en el sector turístico, lo cual está fuera de sintonía con los esfuerzos declarados por la administración para proteger a las compañías estadounidenses realizando negocios legales con Cuba. Los incipientes empresarios y el pueblo cubanos, los mismos grupos que el gobierno estadounidense aseguran apoyar a través del Memorandum Presidencial en Cuba, serán dañados próximamente por estos cambios».

En agosto pasado La Habana fue seleccionada como mejor destino y puerto en el Caribe occidental por el sitio especializado Cruise Critic, basado en la opinión de los clientes, entre ellos los estadounidenses. La ciudad de Cienfuegos ocupó el segundo puesto en esta clasificación.

La página Cruise Week difundió en Twitter que la embarcación Norwegian Sky, de Norwegian Cruise Line, la cual se encontraba en La Habana en el momento del anuncio y partió de allí esta mañana, podría ser el último crucero salido de Estados Unidos en estar en territorio cubano.

También en esa red social José Ramón Cabañas, embajador cubano en EE.UU., le respondió a una ciudadana estadounidense cuyo crucero, el cual tenía planeado embarcar en Cuba, tuvo que desviar su rumbo tras las nuevas medidas de la administración norteamericana.

“Lamentamos su situación Cindy, pero si consigues llegar a Cuba en algún momento en el futuro, encontrarás brazos abiertos en nuestro pueblo. Por favor, dícelo a otros”.

Tomado de http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/06/05/companias-de-cruceros-estamos-obligados-a-cancelar-nuestras-visitas-a-la-habana/


Cruceristas se despiden de La Habana: Fue una sorpresa total para nosotros

Esperando un bus en la costanera del Malecón de La Habana, Mario Díaz vio conmovido cómo partía al “Empress of the seas”, el último crucero de una compañía de Estados Unidos que logró incluir a Cuba en su ruta por el Caribe.

“Todo esto es supertriste, de verdad, porque (el presidente Barack) Obama vino aquí, a Cuba, y todo, fue algo histórico ese 2016 (…), y ahora que venga (Donald) Trump así, y que de la noche a la mañana todo se eche para atrás”, declara a la AFP este disc jockey de 19 años.

En las relaciones entre Cuba y Estados Unidos “se ve un retroceso enorme”, añade y destaca que para su país el arribo de cruceros cargados de visitantes estadounidenses era una fuente de ingresos “muy grande”.

El “Empress of the seas”, buque con bandera de Bahamas propiedad de la estadounidense Royal Caribbean, atracó en la terminal de cruceros del puerto de La Habana para una estancia de dos días el martes, el mismo día en que entró en vigor un nuevo paquete de sanciones de la administración Trump contra la isla.

Las restricciones, que buscan castigar a Cuba por su apoyo a Venezuela, incluyen, entre otras, la prohibición de los viajes grupales educativos y de los cruceros, las formas más usadas por los estadounidenses para visitar Cuba.

El pescador Fernando Santana, de 50 años, registró hace tres años en su teléfono móvil el arribo del primer crucero de Estados Unidos al puerto de La Habana, y recuerda bien cómo el sonido de su bocina arrancó gritos de entusiasmo entre los cubanos y turistas extranjeros que lo esperaban en el Malecón.

Hoy la atmósfera en la costanera era otra. “Obama hizo muchos cambios y trató de acercar a estos dos pueblos” y “después vino un asno atrás, que todo lo que hizo uno con la cabeza, vino y lo rompió el otro con los pies”, dijo Santana.

“Muy enojados”

Mientras el barco navegaba por el canal de la bahía rumbo a alta mar, sus pasajeros salieron a las terrazas para despedirse haciendo señales con sus brazos y agitando banderitas cubanas.

La noticia tomó por sorpresa a muchos de los pasajeros del crucero, algunos de los cuales conocieron de las nuevas sanciones mientras paseaban por la capital cubana.

“Bien o mal, no sabemos nada de esto como ciudadanos americanos. Fue una sorpresa total para nosotros”, declaró a la AFP Linda Mensure, oriunda de Texas.

Por su parte Jim Jhonson, otro turista que vive en Florida, expresó su preocupación por sus compatriotas que compraron boletos para viajes de cruceros que incluían a Cuba en su itinerario.

“Hay personas (…) que tiene programado un viaje para la semana que viene y ahora no podrán hacerlo”, dijo.

Pero a otros estadounidenses la noticia los sorprendió a bordo de otros cruceros en alta mar, cuando fueron informados de que la ruta cambiaría para cumplir con las nuevas sanciones de Washington contra la isla.

“Soy uno de los cientos de pasajeros muy enojados a bordo de un crucero en medio del Caribe. Todos planeamos este crucero anticipando nuestra parada en Cuba. ¡Muy molesta!”, escribió en Twitter la enfermera Cindy Hamilton.

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, siglás en inglés), con sede en Estados Unidos, informó que debido a las medidas los barcos de las empresas de cruceros de Estados Unidos “se ven obligados a eliminar el destino Cuba de todos los itinerarios con efecto inmediato”.

Según un comunicado que CLIA publicó en su página de internet, las sanciones afectan “a casi 800.000 reservas de pasajeros que están programadas o ya en curso”.

El 2 de mayo de 2016, el barco Adonia Fathom, filial de la empresa estadounidense Carnival, se convirtió en el primer crucero en cubrir la ruta entre Estados Unidos y Cuba.

Pero, desde que llegó al poder en 2017, el presidente Trump ha endurecido las medidas contra la isla, borrando el acercamiento que propició su antecesor, Barack Obama.

Cuba, bajo el bloqueo de Washington desde 1962, recibió más de un cuarto de millón de visitantes estadounidenses en los primeros cuatro meses de 2019, casi el doble del año anterior.

En 2018, la isla recibió 877.000 turistas en viajes de cruceros, el 38,9% de los cuales fueron estadounidenses, según cifras oficiales.

(Con información de 24Matins)

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en #CubaEEUU, bloqueo a Cuba y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.