Una amnistía que desarma al golpismo en Nicaragua

Por Jorge Capelán

El sábado la Asamblea Nacional aprobó una amplísima ley de amnistía con lo que el Frente Sandinista (que tiene mayoría absoluta en el poder legislativo) ratifica su compromiso genuino con la paz y la reconciliación debilitando aún más a una dirigencia golpista incapaz de la menor independencia de sus benefactores extranjeros. El pronóstico que hacemos es el siguiente: El proceso de normalización post-Golpe continuará, al margen de un liderazgo golpista que se verá cada día más debilitado políticamente a lo interno del país.

La ley consiste de cuatro artículos que comprenden los siguientes puntos: 1) Una amplia amnistía a todas las personas investigadas y/o juzgadas por actos de violencia golpista el año pasado, estén o no en el país; 2) La ley cubre incluso delitos comunes excepto aquellos sobre los que el país haya firmado convenios internacionales como narcotráfico, crimen organizado, tráfico de personas, etcétera; 3) La repetición de ese tipo de delitos en el futuro traerá aparejada la anulación del beneficio de la amnistía reactivando los cargos, causas y penas ocasionadas por el golpe y 4) La ley entra en vigencia a partir de publicación en la Gaceta. De hecho, a primeras horas de la mañana de este lunes ya estaba circulando una lista de 50 presos que estaba siendo liberados.

“Esa es la verdad histórica aunque les duela a algunos, no con falsedades o con comunicados falsos. Aquí lo que estamos hablando es de seguir por el camino de la paz, por el camino de la reconciliación y que solo puede ser a través del perdón. Y nos duele, porque nos duele a nosotros tener que amnistiar a asesinos confesos de policías, a torturadores del colegio San José en Jinotepe, que asesinaron a Bismarck Martínez, pero estamos conscientes que el altar de la patria tenemos que ponerlo primero antes que cualquier mezquino sentimiento por muy doloroso que sea”, subrayó el coordinador de la bancada del FSLN, diputado Edwin Castro.

Los medios del golpismo, como La Prensa, El Nuevo Diario o la Radio Corporación, critican esta amnistía alegando que con ella el Gobierno se estaría auto-amnistiando de lo que alega son sus violaciones a los derechos humanos, pero dentro de Nicaragua todo el mundo sabe que son acusaciones huecas y que quien violó los derechos humanos en el país el año pasado fue la violencia golpista y que son los propios golpistas los responsables de pedir en el exterior que se castigue indiscriminadamente al pueblo con sanciones.

“Los que hoy se oponen a este proceso de amnistía son aquellos que se oponen al desarrollo económico y social de este país, son aquellos que se oponen a que en este país se sigan construyendo carreteras, puertos, aeropuertos, son aquellos que se oponen a que continuemos mejorando las calles de nuestros barrios y comunidades. Los que se oponen a esta ley son aquellos que se oponen a que continuemos construyendo centros de salud y hospitales”, indicó Auxiliadora Martínez, actual presidenta de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional.

En realidad, la amnistía aprobada por el parlamento de Nicaragua va dirigida a crear las condiciones de paz y de reconciliación al interior del propio pueblo. Se trata de una política que ya estaba en curso cuando estalló la violencia golpista en abril del año pasado y que hoy se materializa en la constitución de miles de Comisiones de Reconciliación, Justicia y Paz a lo largo y ancho del país, a nivel barrial, comarcal, municipal y departamental, son el fin de dar respuestas concretas, tanto en lo material como en lo moral, a toda la población, sin distingo de colores políticos, afectada por la violencia golpista. Se trata de grupos conformados por párrocos, pastores, notables y líderes comunitarios reconocidos por su compromiso con la población que ya están trabajando en todo el país en conjunto con las instancias del Estado.

Días antes de aprobada la ley de amnistía se había aprobado la Ley de Atención Integral a Víctimas o Ley 994, que establece los mecanismos que permitirán al Estado de Nicaragua resarcir de manera integral los daños causados por la ola de violencia que generó la pérdida de centenares de miles de empleos y graves daños a la economía del país.
“Esta Ley viene a dar una atención a las familias y a las víctimas que fueron afectados.

Además de las pérdidas de vidas humanas estamos hablando de sentimientos de duelo, estrés postraumático, el resentimiento, el resquebrajamiento de las relaciones humanas, sembraron el virus del odio, de la animadversión, de la confrontación, y todo eso causó heridas que muchas veces son más duras que las heridas físicas”, explicó el diputado Carlos Emilio López. La ley contempla medidas en los ámbitos de salud, educación y trabajo por medio de las cuales el Estado, en conjunto con las Comisiones de Reconciliación, Justicia y Paz, puedan apoyar a que las familias afectadas recobren la paz y la esperanza.

El pasado viernes, antes de ser aprobada la ley de amnistía, la vicepresidenta Rosario Murillo informaba que “vamos avanzando con todos los compromisos en cumplimiento: nuestra Cultura de Paz, las Comisiones de Reconciliación y Paz, las excarcelaciones que se cumplirán antes del 18 de junio, el Plan de Retorno Seguro y de Reinserción Social y Familiar en nuestra Nicaragua”. Dijo que “sabemos de cantidad de hermanos que han regresado con absoluta confianza en los compromisos del Estado nicaragüense”.

Con respecto a la Ley de Atención a las Víctimas, explicó que “se desarrollan y aplican, sin exclusión, de manera responsable, seria y comprometida, todos los programas derivados de la Ley de Atención Integral a las Víctimas, porque tenemos una cultura de valores de familia y comunidad, una cultura que con esta Ley garantiza el tratamiento cuidadoso y el cariño fraternal, sin exclusión a quienes padecieron el terrorismo, los crímenes de odio, los tratos crueles, humillantes, degradantes y destructivos que promovió el golpismo y que han sido trascendidos con la mano de Dios que nos impulsa en el nombre poderoso de Cristo Jesús”.

La retórica odiosa del golpismo seguirá. Su voz chillona pero cada vez más debilitada continuará hasta ahogarse en la voluntad de paz de la inmensa mayoría de las y los nicaragüenses y en las risas de los niños jugando en la calle. Al mismo tiempo, avanza implacable el calendario electoral para el 2021, y tanto los golpistas como aquellos sin valor para distanciarse del golpismo, verán desaparecer su ya muy debilitada influencia política sobre la Nicaragua real.

Tomado de https://managuaconamor.blogspot.com/2019/06/una-amnistia-que-desarma-al-golpismo.html


Ley de Amnistía garantiza la paz y la reconciliación en Nicaragua

El presidente de la Asamblea Nacional, Dr. Gustavo Porras, afirmó esta mañana que la Ley de Amnistía en Nicaragua, publicada hoy en La Gaceta Diario Oficial, “no es más que la expresión y contribución que tenemos que hacer para garantizar la paz y la reconciliación”, en el país.

“La guía es la paz, el 90 % de los nicaragüenses deseamos la paz, ese es el elemento central, porque provocar inestabilidad, crear zozobra, es relativamente fácil. Aquí lo importante y lo que tenemos que construir todos los nicaragüenses es la paz, lo tenemos que construir todos, estamos involucrados todos en esto y para construir esa paz necesitamos avanzar en un proceso de reconciliación de los nicaragüenses”, añadió en declaraciones al programa En Vivo del Canal 4 de televisión.

Indicó que no es la primera vez que se usa este mecanismo y recordó que la fuerza política que ha estado empeñada siempre en la construcción de la paz, en la búsqueda de la reconciliación ha sido el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

“El comandante Daniel y la compañera Rosario, han dado muestras de esa voluntad de paz, de reconciliación de las familias nicaragüenses, eso es lo más importante”, apuntó.

“La Ley de Amnistía en Nicaragua es una contribución, es un hecho práctico, es decir, si queremos dar pasos para avanzar en la reconciliación de las familias nicaragüenses y avanzar en la paz”, dijo.

“Pues tenemos que aprobar una Ley de Amnistía que lo que mandata en términos prácticos es que todos aquellos que estaban siendo enjuiciados, que tenían procesos ya sean administrativos o que están ya, establecidas sus sentencias, eso queda inhabilitado; se guarda y lo que están presos salen libres; los que están fuera, pueden regresar y todos aquellos a los cuales no se les había iniciado proceso o no habían iniciado las investigaciones”, explicó.

Todo eso está relacionado con los hechos violentos, hechos delincuenciales que se dieron a partir del 18 de abril, todos aquellos que no se les había iniciado investigación, pues ya no se hará esa investigación, añadió el Dr Porras.

“Esa es una acción, es una Ley, es una acción práctica, es un trago amargo dicen algunos compañeros, para abonar al proceso de reconciliación y de paz”, recalcó.

“Todos los nicaragüenses sabemos la importancia que para nosotros, para nuestros hijos, para nuestros nietos, independientemente del pensamiento político que tengan, la importancia que para todos, para el país, para salir adelante, es garantizar lograr, llegar a culminar, consolidar un proceso de reconciliación y de paz”, insistió.

“Sin embargo, hay dos cosas que yo debo dejar claro a las familias nicaragüenses. ¿Cómo podemos nosotros olvidar todos esos crímenes de odio, todas esas salvajadas que se hicieron a partir del 18 de abril? ¿cómo lo podemos olvidar?, eso es imposible”, advirtió.

“Cómo olvidar los vejámenes, yo no puedo olvidar a mis compañeros, hijo de la Amada Pineda, bailando unos delincuentes alrededor de su cadáver cuando se estaba quemando, yo no puedo olvidar eso”, reiteró.

“Es más, no solo no lo voy a olvidar, no lo voy a perdonar. Yo creo que ninguno de los nicaragüenses estamos en esas condiciones. No voy a perdonar; lo que estamos haciendo es un proceso, digamos necesario, un trago amargo, un proceso práctico, para abonar a la reconciliación y a la paz”, refirió.

“Pero no me pidan que yo voy a olvidarme de todas las amenazas, de todas las barbaridades que recibimos en las redes o en los casos de nuestras compañeras como la Benigna Mendiola, eso no se puede olvidar, imposible. Esas imágenes de torturas, esas imágenes de compañeros que los pintaron de azul y blanco y los tiraban desnudos, esas imágenes de torturas terribles que para muchos curas, y muchas personas que andan ahí parecen que no existían y eso no lo puedo olvidar y creo que los nicaragüenses no podemos olvidar”, repitió.

“Porque no lo podemos olvidar, porque no podemos permitir que se repita”, sentenció.

“Si yo olvido esas situaciones, si yo olvido esas desgracias, esa delincuencia, esas acciones criminales, que hicieron contra el pueblo nicaragüense… si yo olvido lo que significó para algunas familias estar sin poder salir de sus casas por un mes, dos meses, tener el terror de salir y pasar por uno de esos malditos tranques que montaron estos salvajes, si yo olvido eso, estoy en el peligro de volverlo a permitir”, reiteró.

“Yo creo que ningún nicaragüense puede olvidar eso, ningún nicaragüense puede olvidar y perdonar eso”, reafirmó.

Más adelante, señaló que en aras de la paz, “es un interés superior; en aras de la reconciliación de todos los nicaragüenses, por esa razón, por ese objetivo nosotros tenemos que dar paz y aparece una Ley de Amnistía que dice, vamos a ver, vamos a hacer un borrón, no cuenta nueva”.

“¿Por qué no cuenta nueva? Porque los que hicieron, hicieron. Lo que vamos a hacer es un borrón en todos los procesos y vamos a un reinicio, pero el artículo 3 de la Ley de Amnistía dice claramente: Que las personas que están acogidas a esta Ley, que son beneficiadas por esta Ley, estas personas, si repiten estos hechos; si repiten un hecho de odio, de violencia, si hacen conducta repetitiva, queda, dice, revocado el beneficio establecido por esta Ley”, advirtió.

“Ahí está claro, no es borrón y cuenta nueva; si vuelven a repetir, entones inmediatamente se activa la cuenta que está pendiente, la factura, ahí se reactiva y tenés que volver a la posición anterior y además, se agrega, los delitos que cometas”, añadió.

¿Que eso es invento de nosotros, que eso es invento de los nicaragüenses que ese es invento del Gobierno? No, eso está establecido, reconocido por las Naciones Unidas, el principio de no repetición. Hay unas declaraciones ahí establecidas y todo eso, no nos vamos a meter a esas precisiones”, afirmó.

“Lo importante es que eso ya está establecido, el principio de no repetición, porque nosotros no podemos seguir en estos ciclos, de tal forma de que creo que lo más importante y el pueblo nicaragüense debe estar claro, de que esta Ley donde demuestra la voluntad soberana el Estado nicaragüenses de dar una Amnistía a todos aquellos que se vieron involucrados en estos hechos violentos”, dijo.

“Los que están ya con sentencia, cumpliéndola; los que están en procesos judiciales, administrativos; aquellos que no se han investigado, que incluso, los principales responsables de lo que pasó andan en tranquilidad, no son los que están presos”, detalló.

“Los principales responsables incluso, hay andan dando declaraciones, atacando, probablemente están ocupando las páginas de periódicos que muchos de ellos son participantes de aquel diálogo terrible, donde se puso de manifiesto la verdadera voluntad de paz del comandante Daniel, que se hizo presente y estuvo al frente de ese ‘diálogo’ entre comillas”, indicó el titular de la Asamblea Nacional.

“Pero es importante que estemos claros que esta es una voluntad soberana del Estado nicaragüense de contribuir a la paz y la contribución a la paz y la reconciliación, claramente como está establecido en el artículo: Que se concede amnistía a todas las personas que participaron en esos sucesos violentos y terribles; y que además se extiende a las personas que no han sido investigadas, a las que están en proceso, o están en proceso administrativo, o que ya están en procesos judiciales o las que están con sentencia. Todos”, expresó.

(El 19 digital)

 

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en Daniel Ortega, DDHH, Nicaragua y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.