El médico que necesitamos.

MEDICOS 1

Por : Celia Barahona

Para ser médico hay que serlo en esencia pues el ejercicio de esta profesión  sería insoportable, si no se lleva en la sangre la vocación. Un médico es capaz  de pensar, de actuar, de ejecutar, en medio de la confusión que significa la enfermedad; desenvolverse en medio del llanto, del sudor, de la sangre, del dolor, de la hediondez, de la embriaguez, de la locura, de los gritos, de la desesperación, con mucha ternura  significando realmente una obra de infinito amor.

Ejemplos como estos tenemos  muchos en el  mundo, de quienes han puesto sus vidas a disposición de la humanidad, hasta fuera de sus fronteras. Quisiera referirme de manera especial a los médicos de una isla de hombres consagrados y valientes que  van ofreciendo solidaridad, que brinda una mirada afectuosa y un oído atento, para escuchar  las penas; una mano fuerte, para ofrecer calor, una palabra de aliento para alimentar esperanza y  una actitud fraternal para un ser humano.

Si. Se trata de Cuba un país que impresiona por la dignidad, la solidaridad y hermandad. Hay que destacar que se han convertido  en una gran potencia de valores humanos, pues en  más de 50 años de  Revolución han ofrecido sus médicos en más de 6000 mil misiones internacionalistas en 164 naciones.

brigada médica

Aún sigue vive la llama  y el mismo amor  con que partió la primera Brigada  Médica Cubana de 56 profesionales de la salud para Argelia. La lucha contra el Ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y las brigadas de médicos especializados en desastres y grandes epidemias, Henry Reeve, en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú , Chile y Venezuela, entre otros países, son la  muestra fehaciente de las  hazañas a las que nos tienen acostumbrado los cubanos.

índice

Brigada medica cubana en Africa

Alzo mi voz, para que obras de amor y de humanidad como la que nos brindan las Brigadas Médicas Cubanas, sigan adelante. Nuestra América Latina los necesita y siempre estaremos agradecidos  por la sensibilidad, la profesionalidad  con la que se entregan  a esta obra por encima de cualquier precio.

No más calumnias, no más campaña difamatoria  a quienes  acuden a nuestro llamado a los lugares más remotos y de difícil acceso, donde no quieren ir otros galenos que viven de la profesión  como un negocio y no como una obra de infinito amor. A esos los convoco a que se pregunten ¿Seré yo digno de ser médico? ¿Tendré yo el carácter, la voluntad, la capacidad de entrega, la fuerza para ser médico? ¿No será irreverente, el que yo pretenda ser médico?

Publicado en : ZonaFrank

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El médico que necesitamos.

  1. Pingback: El médico que necesitamos. | ZonaFranK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.