Desestabilización marca recta final de campaña en Bolivia

Para el presidente boliviano Evo Morales, los hechos de violencia recientes cuentan con un sentido desestabilizador de cara a los próximos comicios de octubre en el país.

Los ataques a sedes del partido político oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) han sido noticia durante la campaña para las elecciones del próximo 21 de octubre en Bolivia, asociados a la grave situación de incendios forestales en la Chiquitania.

Durante la campaña, se ha producido diversos enfrentamientos como el ocurrido el pasado miércoles en una localidad rural del departamento de La Paz ante una sede del MAS, que derivó en el lanzamiento de cartuchos de dinamita y el incendio de una comisaría de Policía.

Asimismo, la situación en la Chiquitania ha generado un debate aprovechado por focos interesados en perjudicar la estabilidad en la nación.

Violencia opositora en elecciones

Para el presidente, Evo Morales, estos ataques cuentan con un sentido desestabilizador de cara a los próximos comicios de octubre en el país.

“Como las Fuerzas Armadas no pueden sumarse al golpe de Estado, usan a jóvenes pagados para atentar contra las campañas del MAS (…) ¿Quiénes son los antidemócratas en Bolivia? ¿De dónde vienen y qué preparan?”, sostuvo Morales tras los hechos de violencia más recientes.

El nivel de violencia de los disturbios solo es comparable a las manifestaciones convocadas durante el intento de golpe de Estado de 2008, en el que fue considerado que hubo financiamiento por parte de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su sigla en inglés) a los partidos y organizaciones no gubernamentales que protagonizaron el frustrado golpe.

Existen precedentes regionales gestados de manera similar y que deben ser analizado para la comprensión e identificación de los sucesos en Bolivia.

Inicialmente se presenta a Venezuela como un referente obligatorio, tanto por las operaciones combinadas de desgaste y ultraviolencia callejera durante los tres meses de “guarimbas” (protestas violentos) en 2017, como por los mecanismos que implementó el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para desarticular estos focos de violencia.

Sin embargo, el suceso que pretende detonar el conflicto en Bolivia recuerda a otra operación ejecutada más recientemente contra el sandinismo en Nicaragua.

En 2018, un incendio provocado en la reserva biológica Indio Maíz consumió 5.400 hectáreas de una de las principales zonas de selva tropical centroamericana.

Pese a que el Gobierno de Daniel Ortega decretó alerta amarilla, desplegó 1.500 efectivos militares, nueve medios aéreos, 17 medios navales, aceptó la ayuda internacional y determinó a los responsables del incendio forestal, se produjeron una serie de protestas violentas en el apogeo de esta situación.

Este escenario dio pie a imágenes simbólicas del movimiento, ONG y caras nuevas que encubrieron los intereses transnacionales implícitos. Cabe destacar que estas plataformas de la “protección ambiental” que cubrieron la logística de los movimientos armados en 2018, fundamentan su existencia debido a proyectos de desarrollo industrial que, amenazan la prevalencia de EE.UU. como ente hegemónico en la región.

Instituciones similares de EE.UU. que promovieron a los líderes de la revolución de colores contra el sandinismo, salen a relucir ahora en Bolivia. Por lo que para estos promotores del acoso al Gobierno boliviano, el teatro de operaciones de la Amazonía ha favorecido el escenario ideal.

Desde Telesur

Bolivia. Evo Morales incrementa ventaja en intención de votos, según encuesta

Resumen Latinoamericano*, 17 septiembre 2019.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, encabeza con 21,9 puntos de ventaja la intención de voto del mes en curso con vista a los comicios generales de octubre, según una encuesta publicada. Difundida por una red de medios televisivos y elaborada por la encuestadora Viaciencia, el estudio da al mandatario y candidato del gobernante Movimiento al Socialismo una preferencia electoral de 43,2 puntos porcentuales, lo cual refleja un crecimiento en relación con agosto (39,1 por ciento).

Una tendencia inversa se observa en el caso de su más cercano seguidor, el representante de la opositora Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, quien de 22,0 por ciento en el mes anterior descendió ahora a 21,2 unidades sobre 100, siempre según Viaciencia.

Permanece en tercera posición con 11,7 por ciento el representante de Bolivia Dijo No, Oscar Ortiz, en cuyo caso se reafirma la tendencia de arrebatar votos a Mesa, pues en agosto alcanzó 9,5 puntos sobre 100.

Félix Patzi, gobernador del departamento de La Paz y líder del Movimiento Tercer Sistema, continúa en cuarta posición con apenas 1,7 por ciento de la preferencia, 1,4 unidades porcentuales menos que en agosto.

El candidato de Unidad Cívica Solidaridad, Víctor Hugo Cárdenas, y la presidenciable del Partido de Acción Nacional Boliviano, Ruth Nina, aparecen empatados, según el estudio, en la quinta plaza con 1,3 por ciento.

Virginio Lema, en tanto, del Movimiento Nacionalista Revolucionario, logró en el estudio 0,9 por ciento; le siguen el aspirante del Partido Demócrata Cristiano, Chi Hyung (0,8 por ciento) y en la última posición aparece Israel Rodríguez (0,3 unidades sobre 100), candidato del Frente Para la Victoria.

Según Viaciencia, el voto en blanco registra el 2,4 por ciento, ninguno 6,4 puntos sobre 100 y no sabe/no responde 8,7 unidades porcentuales, para un total de 17,5 por ciento de indecisos.

Las cifras publicadas a 34 días de los comicios, indican que el actual mandatario podría lograr su reelección en primera vuelta, pues según la legislación vigente, para alcanzar ese objetivo requiere un 40 por ciento de las papeletas y al menos 10 puntos de ventaja en relación con el ocupante del segundo lugar.

Viaciencia realizó este sondeo urbano-rural entre el 2 y 11 de septiembre para la alianza de medios televisivos privados Unitel, PAT, red Uno y Bolivisión.

El universo consultado incluyó a dos mil 647 personas de los nueve departamentos del país.

Señala el reporte que Morales encabeza la votación departamental en La Paz (56,1 por ciento), Cochabamba (50,5), Santa Cruz (35,6), Oruro (47,4), Potosí (36) y Pando (30,1).

Añade que en Chuquisaca, Tarija y Beni, el mandatario clasifica segundo con 32,9 por ciento, 26,3 y 25,7, respectivamente, aventajado por Carlos Mesa, quien acumula 34 unidades (Chuquisaca), 35,4 por ciento (Tarija) y 27 puntos porcentuales (Beni).

*Prensa Latina

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en Bolivia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.