DETRAS DEL GOLPE: LOS AGENTES MAS IMPORTANTES DE LA CIA EN LA PAZ, BOLIVIA. (PARTE I)

Detrás del golpe a Evo: La Agencia de Inteligencia de Macri a ódenes de la CIA en Bolivia

Traducción integra al español del artículo: BEHIND THE COUP: THE MOST IMPORTANT CIA AGENTS IN LA PAZ, BOLIVIA. (PART I) Publicado por bbackdoors.wordpress.com

Tal y como alerté en las publicaciones anteriores, el plan de golpe de estado contra el presidente boliviano Evo Morales se consumó. Pero atentos, que esto es solo el principio de lo que en Langley, Virginia se tiene planificado para los países catalogados de incomodos en América Latina.

La lista sigue y todo apunta que Managua será la próxima parada, sobre lo cual próximamente expondré algunos elementos que así lo demuestran.

Hoy quiero continuar refiriéndome a Bolivia y como desde Washington (Virginia) prepararon todo muy detalladamente.

En esta oportunidad expondré la identidad de alguno de los agentes más importantes de la estación de la CIA en La Paz, los cuales jugaron rol determinante en el golpe.

Los militares que más abajo se nombran fueron los principales agentes utilizados por la estación de la CIA en La Paz para fragmentar las FFAA bolivianas.

  1. William Kaliman Romero. (Comandante general de las Fuerzas Armadas Bolivianas)

Persona de confianza del presidente Evo Morales, que asumió su cargo en 2018.
Su misión principal además de entregar información sensible sobre el presidente Evo Morales y su gabinete, era mantenerlo desinformado sobre lo que realmente acontecía en el país lo utilizaron para ocultarle a Evo Morales parte de la información referida al plan de golpe de estado que los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas bolivianas ya conocían con alto nivel de detalles.

Por sus funciones el general Kaliman servía como enlace entre el sector militar boliviano y el presidente Evo Morales, teniendo bajo su mando el Servicio De Inteligencia Boliviano.

La CIA daba seguimiento a este general mucho antes de ocupar su cargo de comandante de las FFAA, lo que les permitió caracterizarlo e identificar vulnerabilidades que sirvieron para su posterior reclutamiento.

Su atención operativa se garantizaba a través de oficiales ilegales basificados en el país.

Todos sus hijos viven en Estados Unidos y fueron formados en universidades norteamericanas. Una de sus hijas está casada con un alto oficial del ejército de los Estados Unidos.

Previo a las elecciones, Kaliman envió a su esposa a los Estados Unidos, previendo el agravamiento de la situación interna en Bolivia una vez que se consumara el golpe de estado.

Como parte de su trabajo como agente de la CIA, meses antes del golpe, Kaliman influyó en el presidente Evo y altos jefes militares para que autorizaran la entrada a territorio boliviano de las tropas de inteligencia del Comando Sur de los Estados Unidos e integrar a Bolivia al mecanismo regional de intercambio de información de inteligencia militar nombrado “SURNET”, lo cual tenía la intención de favorecer a los servicios de inteligencia de Estados Unidos la labor de espionaje en y desde el territorio boliviano, así como la obtención de información estratégica.

Kaliman solicitó públicamente la renuncia del presidente Evo Morales el pasado 10 de noviembre, luego de una reunión con el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien le trasladó instrucciones del encargado de negocios de la embajada estadounidense en La Paz, Bruce Williamson.

  1. General Vladimir Yuri Calderón. (Comandante general de la Policía boliviana)

Fue agregado militar de Bolivia en Estados Unidos por varios años. A su regreso fue nombrado como comandante general de la policía boliviana, en mayo del 2019, después de la destitución del comandante anterior por un escándalo en abril del 2019, relacionado con la vinculación de altos oficiales de la policía con el narcotráfico. El general Calderón mantenía buenas relaciones con la embajada de los Estados Unidos en el país, sobre todo con el mayor Matthew Kenny Thompson, agregado militar de los Estados Unidos en Bolivia.

Matthew K. Thompson trabajo en el Departamento de Defensa y en esta etapa se relacionó con varios agregados militares de países latinoamericanos acreditados en Washington. Fue así como conoció a Yuri Calderón.

Matthew Thompson a pesar de tener problemas de alcoholismo, lo cual le ha traído varios problemas internos en la embajada de EEUU en Managua, es una persona que establece relaciones interpersonales con facilidad.

Debido a esto la embajada de los EEUU en La Paz, a través de él ejercía influencia sobre el sector militar boliviano, incluido el general Vladimir Yuri Calderón.

  1. General Rómulo Delgado. (Comandante general de la policía nacional)

La CIA trabajó a este general durante su estancia en Argentina como agregado policial de la embajada de Bolivia. Era vínculo del jefe de la AFI en Bolivia, José Sánchez.

  1. Coronel Clemente Silva Ruiz. (Comandante departamental de La Paz).

Vínculo de la CIA.

  1. Coronel Erick Millares Luna (Jefe de inteligencia de la Policía).

Vínculo de la CIA.

  1. Coronel Juan Carlos Jaramillo Vaca. (Agregado de Defensa aérea de Bolivia en Venezuela).

Agente de la CIA. Era utilizado como enlace con otros agentes de la CIA dentro de las fuerzas armadas bolivianas.

Participó directamente en el ataque al aeropuerto La Carlota, en Venezuela, en abril del 2019, como parte del intento de golpe de estado contra el presidente venezolano Nicolás Maduro.

El coronel boliviano, Jaramillo Vaca, tiene relaciones con Juan Guaido, con quien se ha reunido, de manera privada, en varias ocasiones.

  1. Oswaldo Ramiro Flores Montano. (Panchito).

Ex teniente del ejército de Bolivia. Fue muy cercano a Evo Morales.

Agente de la CIA. Reclutado durante su misión diplomática en Chile como agregado militar en la embajada de Bolivia.

Pertenece al grupo de militares retirados, que se encontraban planificando el golpe de estado contra Evo Morales.

En los últimos meses Flores estuvo entrenando militarmente a cocaleros de los yungas, así como abasteciendo a estos con armas, bajo instrucciones de la CIA.

  1. Luis Ernesto Beccar. (Funcionario de la oficina política de la embajada de Estado Unidos en Bolivia)

Agente de la CIA.

Ex militar, ha trabajado durante muchos años en la embajada de Estados Unidos en La Paz.

  1. Edwin Saavedra. (Empresario, gerente de Toyosa)

Agente de la CIA. Cercano al vice presidente Álvaro García Linera. A través de este, la CIA obtenía información sobre García Linera.

  1. Luis Fernando Camacho Vaca. (Presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz)

Agente de la CIA. Atendido por el oficial CIA Rolf Olson, jefe de la oficina política de la embajada de Estados Unidos en Bolivia.

Camacho participó en las reuniones de la coordinadora nacional militar, compuesta por militares retirados, desde donde se organizó el golpe de estado contra Evo Morales. La embajada de EEUU le entregó 2 millones de dólares para organizar las acciones contra Evo Morales en Santa Cruz.

Parte de este dinero se entregó a través de las embajadas de Brasil y Argentina en Bolivia, mientras que el resto del dinero fue entregado a través del gobernador de la provincia Argentina de Jujuy, Gerardo Morales, durante viaje que este realizó a Santa Cruz en el contexto de los incendios forestales que azotaron la zona del Amazonas.

Se reunió, de manera secreta, con el norteamericano George Eli Birnbaum, durante el corto periodo que estuvo este en Bolivia previo a las elecciones, con el objetivo de preparar las acciones para convulsionar el país política y socialmente durante y posterior al proceso electoral. En esta reunión participó además el agregado militar de la embajada de EEUU, Matthew Thompson.

Días previos a la llegada de George Eli Birnbaum a Bolivia, en septiembre, entraron al país un grupo de 38 agentes encubiertos pertenecientes a las tropas de Operaciones Especiales del Comando Sur de los Estados Unidos, haciéndose pasar por turistas, empresarios y funcionarios de organismos no gubernamentales, con la misión de apoyar el trabajo que venían desarrollando el servicio de inteligencia de EEUU de monitoreo del proceso electoral en zonas urbanas y rurales, así como la realización de acciones para generar un conflicto interno en Bolivia, después de las elecciones.

Tres de estos agentes encubiertos se hacían llamar Diego Santos Sardone, Luis Manuel Ribero Ibatta y Cason Benham, los cuales bajo la fachada de abogados estaban en contacto con el político opositor Samuel Doria Medina, radicado en Santa Cruz.

La embajada de EEUU le indicó a Luis Fernando Camacho postularse como candidato a las próximas elecciones en Bolivia, después de encabezar las acciones violentas de calle que precedieron al golpe de estado a Evo Morales.

Durante meses, bajo la dirección de la CIA, CAMACHO reclutó, organizó y entrenó como comandos paramilitares a cientos de jóvenes neofascistas de la Unión Juvenil Cruceñista que protagonizarían luego la violencia extrema en las calles que precedió al golpe de estado.

Tomado del blog Nicaragua Rebelde

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en #CIA, Bolivia, Embajada EEUU en Bolivia, Evo Morales, Oposicion en Bolivia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .