LOS CUBANOS DEBEN SABER QUE…


En los anales de la guerra asimétrica, con implicación del uso de tecnología para el alcance virtual (impactos múltiples en los planos emocional-conductual-modos de actuación), no hay experiencia más brutal y desmedida que la construida contra el pueblo de Cuba. Hoy es incalculable el número de horas/hombres dedicados a ejercer influencias ideológicas multifactorial, tranndisciplinar, multidireccional, y transcultural para el cambio de régimen. Por vías formales, informales y no formales, monetizadas y cautivas, siendo esta última de crecimiento exponencial debido a la “plantación desmedida del odio e incertidumbre” en la diáspora.

La solicitud de presupuesto de la administración de Biden, para desarrollar su propia guerra mediática global, en la que se suma Cuba, incluye $ 94.043 millones para la Oficina de Iniciativas de Transición de USAID, u OTI (quienes pagan). Por tanto, este presupuesto se suma a la partida de $ 20 millones erogada por Trump para el “asunto Cuba”.

Del “negocio” hay muchas almas viviendo. Miles de empleos de oficinas de la Florida y España (televisoras, emisoras, agencias, atención a veteranos de la 2506, periodistas, empleados de servicios y funcionarios públicos, etc.). Una fuerte “industria del odio” a la que evidentemente “no le hace gracia” el fin del bloqueo, quedaría censanteada una comunidad peligrosamente beligerante. Ofrecer “nueva vida” al segmento de parásitos políticos requiere más dinero del Congreso, repartido a través de ONGs y agencias para “el blanqueo” —a través de salarios, primas, premios, y cuantos artilugios sean posible con tal de estimular, significar, y engatusar. Reconvertir la industria de la subversión lleva una “reingienería” poderosa, pues de quedar estas pléyades “al servicio de partidos políticos y movimientos” dentro de la sociedad que las acoge se convertirían un peligroso sistema de influencias político-electorales (ver el caso Otaola).

La utilización más visible proviene de centros de la desinformación y manipulación como CiberCuba Noticias, una estructura con alcance de más de dos millones de usuarios (según expone el propio sitio). Basificada en la capital de la contrarrevolución en Europa (Madrid).

Tomemos este ejemplo:
Desde la península ibérica nos llegan experimentos para la manipulación selectiva y de grandes grupos etáreos, étnicos, religiosos, locales, regionales… dedicados a las excitación social y el manejo masas.

La exacerbación de las tendencias sociales, movimientos y organizaciones con “capacidad” de confrontar la institucionalidad y crear estados de descrédito a través de la sorna, el ridículo, la “demostración” de anquilosamiento y otros mecanismos sutiles para instar a las protestas cívicas.

La utilización de materiales audiovisuales que denoten contraposición, desafíos, enfrentamiento con las autoridades, críticas viscerales. Aunque tengan que reciclar momentos anteriores como por ejemplo, los archivística materiales de los días 11 y 12 de julio de 2021.

Dimensionamiento de los valores del capitalismo a través de figuras del arte y la farándula, principalmente en la Florida (fiestas, viajes, encuentros y desencuentros de famosos, etc.). Utilización de la sobrevaloración de “estados de felicidad” (introducción del modelo capitalista y la presunta superioridad ante el socialismo), inducen la subvaloración de oportunidades, el eslabón más cercano de la subversión a la juventud.

La utilización de matrices subversivas para minimizar y diezmar la voluntad a través de la inducción a la depauperación psicológica y de estados de depresión . Un día normal de #CiberCuba reseña: ACCIDENTES, INCENDIO, DESASTRES, COLAS, RIÑAS, DESATENCIÓN A SEGMENTOS VULNERABLES, CONFRONTACIONES, MALOS SERVICIOS MÉDICOS, DEL TRANSPORTE, DE LA GESTIÓN GUBERNAMENTAL… Matriz dirigida a radicalizar de la idea: “Nada funciona bien en Cuba”.

Descrédito a dirigentes, funcionarios y especialmente a miembros de las FAR y el MININT. Trabajo sucio que llevan a cabo personajes inescrupulosos e irresponsables como el “periodista” Carlos Cabrera, conectados con un “cluster” de viejos periodistas traidores radicados en España, informados, a su vez, por las relaciones que mantienen con personas “bien ubicadas”, ex miembros de sistemas y estructuras en la isla, gente que se informan mediante “chismes de fin de semana”. En el caso del periodista de marras, es un exalcalde corrupto y sancionado por robar el presupuesto del municipio donde fungió, además de otros manejos y manipulaciones políticas turbias.

De todo lo anterior apreciamos un sistema de influencias desde el exterior, dirigido a borrar el socialismo cubano, imbuido en significar errores y manipulaciones. Capaz de lanzar al pueblo de Cuba a un enfrentamiento irresponsable donde corra la sangre. Así son esos malos cubanos.

Nos corresponde enfrentar este fenómeno de una vez, con inteligencia y tesón, tal y como estamos acostumbrados los cubanos de esta Isla.

Subsumir la desinformación en el espectro noticioso cubano diseminando la verdad.

Ofrecer con frescor e inmediatez nuestra propia noticia, elaborarla y diseminarla con valentía y objetividad, ya sea “una moto incendiada en un garaje”, “un evento natural fortuito” o “un accidente en la autopista nacional”.

Ahí anda la clave para demostrarle al pueblo norteamericano que el dinero del erario público —el congreso norteamericano y sus congresistas que lo aprueban— anda mal empleado. Claro que sabemos como hacerlo y contamos con los recursos.

Tomado del Facebook de La Mala Palabra

Acerca de ZonaFranK

No pestañeo cuando te miro, Para que te acuerdes de mi apellido. La operación Cóndor invadiendo mi nido, ¡Perdono pero nunca olvido!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.